Qué necesita un bebé recién nacido aplicando la filosofía Montessori

He decidido escribir este artículo para responder a vuestras preguntas sobre qué necesita un bebé recién nacido aplicando el método Montessori o enfocado lo máximo posible a esta filosofía de vida, es decir, aplicando lo de menos es más y que el bebé lo que necesita es a su madre todo el tiempo, todo lo demás está de más.

En primer lugar, quiero dejar claro que es mi opinión y experiencia personal, no todo el mundo tiene que hacer lo mismo, solo te aconsejo ser un poco consciente y no comenzar a tirar la casa por la ventana, porque esto sí que me ha ocurrido a mí, cuando comencé a decir que estaba embarazada, los comentarios eran “¡Qué bien!” “¡Prepara el bolsillo!” “¡Un bebé es un dineral!”

Bueno pues yo no lo veo así, ya que no he comprado nada de los típicos “cacharritos” que hay en las tiendas.

A continuación te voy a contar cómo lo hicimos para evitar caer en los errores que comete la gente llegado este momento.

Lo primero que hice cuando supe que estaba embarazada fue callar, jeje, solamente lo sabíamos el papá y yo, nadie más, dije que hasta las 12 semanas no diría nada, además vivíamos en una ciudad diferente a nuestra familia y sabía que iban a estar pendientes.

Cuando me hice la prueba no salimos corriendo a comprar cositas, ni nada por el estilo.

Al mes y algo, cuando le oí el corazón, compramos unos patucos para la foto que queríamos hacer dando la noticia, te la dejo aquí, por si te sirve de inspiración.

Noticia del embarazo

Mi hija tuvo esos patucos, solamente, por lo menos hasta el quinto mes de embarazo y no pasó nada.

Lo que compré a las 9 o 10 semanas fue un doppler fetal, un aparato para oír el corazón en casa y ver la frecuencia cardíaca.

Tengo que decir que me vino muy pero que muy bien, ya que soy muy nerviosa e hipocondríaca. Me ha ayudado muchísimo en el embarazo.

El precio nuevo es de unos 59€, yo lo cogí de segunda mano y no llego a 30€, 29 con algo.

Doppler fetal embarazo

¡¡A tope de información!! (2º trimestre)

Lo que hice durante ese tiempo fue leer e investigar diferentes productos, como ya te he comentado no quería ni comprar algo que no usara ni algo que usara unos mesecitos, por lo que quería cosas que fuera a utilizar, si en algo dudaba, lo he dejado para el momento que estuviera la niña y entonces lo compraría, que las tiendas no cierran, a veces compramos todo como si no hubiera mañana.

Es muy fácil mandar a alguien de la familia o al papá a coger cualquier cosa en un momento.

Sobre el 5º mes comenzamos a visitar tiendas. Tengo que decir, que no le hagas caso al vendedor, jamás, él quiere vender y te meterá el producto que sea, sea bueno, malo o regulero.

Tuve la experiencia que una dependienta me llego a llamar “novata” porque no quise comprarle bodies de la talla 0.

Durante el embarazo no compre nada de la talla 0 porque lo veía muy pequeño todo, además según me decían la niña venía grande. Cosa que luego no ocurrió así, pero no pasa nada, cuando nació mandé a mi madre y compro dos bodies talla 0 y dos pijamas, nada más, los usé durante un par de semanas.

En este mes compré bodies y pijamas talla 1.

Shopping! (3º trimestre)

En estos tres meses fue cuando realicé la mayoría de compras, en la mayoría aproveché rebajas o promociones.

He dividido todas las compras por secciones y así te será más fácil.

Habitación

Más que habitación para bebé, le creamos un espacio diurno, puedes leer más y ver el vídeo de nuestra habitación en este artículo.

Pusimos una alfombra, un colchón y una estantería, además de unos libros, uno de ellos se lo regalo mi hermano para Reyes, los otros nosotros mismos  y luego los sonajeros, la pelota Montessori (ambas cosas online con descuento), la construcción, la caja para la motricidad (Lidl) y el tren (artesano en la feria de Albacete).

Sobre la cuna, porque como ya te he comentado, era la mía, solamente compré el colchón, ya que hacemos colecho, sabía que no le daría mucho uso.

El colchón, me estuve informando durante un par de meses, decidimos que fuera el Organic de Ecus Kids, nos gustó por las características y por los materiales.

Es natural y respetuoso con el medio ambiente, está hecho de algodón orgánico, libre de pesticidas y sustancias nocivas, además el núcleo es de aceite de soja.

Un lado es hasta los 6 meses y el otro a partir de los 6 meses, donde la firmeza cambia, todo ello para evitar cabeza plana, muerte súbita, etc.

La funda que lleva se puede lavar por separado, es decir, la cremallera se divide y puedes lavar la parte de la funda de una cara del colchón y la otra se queda puesta.

Decir que este colchón tiene su propia funda, que yo uso como sábana bajera, compré dos, para lavarla, pero  no compré ropa de cuna, es decir, chichonera, juego de sábanas, mantas, edredón, etc, nada, porque le estaría quitando las propiedades al colchón.

Y luego cogí una cómoda para meter las cosas de la niña en la habitación de matrimonio (después no sé qué haremos con ella, si seguirá siendo de ella o no la quedaremos nosotros en la habitación), la cogí en el Black Friday  (muchas de las cosas que compré me esperé a ver los descuentos de ese día, por lo que ese día estuve todo el día comprando tanto físicamente como por internet) 149€ me costó y valía 190€.

Para ponerle arriba de la cómoda cogí un cambiador de estos de colchón blandito, uno baratito porque no creía que lo usaría mucho, 17€.

Ropa

Y me preguntaréis ¿y cómo dormía la niña sin ropa de cuna? Bueno pues estuve mirando y lo más recomendable no es arropar a los bebés con todo lo que he dicho, evitamos la muerte súbita también, es abrigarla con un pijama gordito y un saco (compré dos de diferentes marcas).

Dicho esto del saco, vamos con ellos, cogí dos para tener repuesto para lavarlos y para probarlos, ya que nadie de mi entorno los había usado, compre un grobag  y otro  de la marca Slumbersac de 2,5 tog ambos (dependiendo de la temperatura ambiente) y los cogí de la talla 0-6 meses, la más pequeña, porque al nacer en febrero, sabía que me servirían solamente para un invierno. (añado que son una maravilla, pienso que son lo mejor para que duerman los bebés, son cómodos y no te preocupas si se destapan o no, además los puedes usar para dormir contigo, ya que cuando dormía en mi cama no la tapaba con mi sábana o mantas).

Ya que estamos con el momento de dormir, jeje, pijamas, en general, compre 3 de la talla 1 mes y otros 3 de la talla 3 meses, ya está, vuelvo a repetir, si luego me falta alguno, se va a la tienda y se compra en un momentín.

Sigo con la ropa que le compré para que te hagas una idea de cuánta le cogí, te recuerdo que compré un par de cosas de talla 1 mes, pijama, dos polares, un traje, un par de bodies y un vestido que me regalaron, lo demás todo de 3 meses, prefería que le estuviera grande a tener que guardar o tirar algo completamente nuevo, me daba mucha pena.

Las marcas, hay cositas de HM, Benetton, Corte Inglés y una tienda de bebés que hay en mi ciudad, no recuerdo el nombre.

  • 2 polares
  • 5 leggins
  • 10 bodies
  • 6 gasas
  • 5 camisetas
  • 1 manoplas
  • 2 peleles
  • 2 vestidos
  • 3 calcetines
  • 3 gorros
  • 1 leotardos
  • 2 patucos
  • 4 baberos lactancia Tommee Tippee
  • 2 bandanas reversibles
  • 1 arrullo
  • 1 manta

Tengo que decir que las gasas son de bambú, de la marca xkko y son geniales, muy suaves.

Gasas de bambú XKKO

Además compré pañales de tela, ya te hablaré de ellos, al principio como no sabía cual funcionaría mejor cogí 10 con diferentes tipos de insertos (en otro post te hablo de ellos).

Baño

En relación al baño, no quería mueble con bañera ni bañera ni trastos de ese tipo, por lo que estuve mirando y lo que más me gusto fue una hamaca (cuidado porque hay de varias edades), yo compré la Aqua de Jané que sirve desde el nacimiento, porque se mete al bebé y se reclina, estando la cabeza apoyada y es muy segura (nunca dejar al bebé solo), pero por ejemplo cuando se sostenga y sea más mayor puede estar sentada en la hamaca jugando con mayor seguridad que si estuviera en la bañera, lleva unas ventosas que se pegan al plato de ducha o a la bañera, la verdad es que es muy práctica y en la caja pone que se puede usar a partir de los 0 meses posición tumbada y a partir de 10 meses sentado, imagino que hasta que el niño tenga unos 2-3 años, la hamaca de baño vale unos 41€ y algo, pero lo mismo la puedes pillar en rebajas o descuento.

También le cogí dos capas de baño para secarla, de algodón, normalitas, eso si cada una mide 1 metro (creo recordar, sé que a mí me tapaban, jeje), por lo que me servirán un par de años y si se rompen pronto otras.

Otra cosa con respecto a esto, también depende el precio de donde lo compres, por ejemplo, los pijamas y las capas los cogí en una tienda de barrio (me refiero que no es una gran marca o cadena) que venden ropa de bebé, ropa interior, etc (no sé si me entiendes), por lo que caras no eran, había precios entre 12-15€ y los pijamas igual en torno a las 10-15€.

Paseo

En el apartado de paseo meto el cambiador portátil para llevar en el bolso o utilizar en casa, es el Cambiador wickelmax, te pongo la foto.

Cambiador bebe wickelmax

Me pareció muy completo y lleva recambio para lavar, por si se mancha, además de bolsillos para meter todo lo necesario y llevar todo junto, muy práctico. Costo unos 35€.

Compré también un saco para el capazo del coche en Amazon.

Saco para el capazo de invierno

La burbuja para el carro también la compré, aunque no creo que la use mucho, pero por si alguna vez nos pilla en la calle y no llevo la mochila.

De hecho como la vamos a portear todo el tiempo que podamos y quiera ella, hemos comprado la mochila Manduca, 99€ también en rebajas, te hablaré de ella en un post porque también hemos mirado muchísimas y está es la que más nos gusta.

Mochila Manduca

Higiene

Para la higiene, aunque al principio no recomiendan ponerle nada a los bebés, por lo que evita colonias, jabones, etc. Yo le compré una canastilla en la que venían varias cosas, colonia sin alcohol, gel y champú en uno, crema hidratante, toallitas (no me gustan, pero para el hospital las necesitaba) y tijeras, 2 esponjas, todo 50€, también en rebajas en el Corte Inglés.

Además compré una bolsita de pañales dodot para llevarme al hospital, ya que allí no podía usar de tela.

Junto con la canastilla, aproveché para llevarme el termómetro que queríamos con descuento, 42€, nos toma la temperatura ambiente (habitación), corporal, líquidos (agua de la bañera) y objetos (biberón) en dos segundos, además lleva la app para el móvil y guarda la temperatura del bebé.

Termometro Thermoadvanced-plus

Compras para la mamá

Lo que he comprado durante el embarazo para mí, también tengo que decir que ha sido muy poco, porque lo veía innecesario hacerme con más cosas, me daba mucho coraje usar todo unos meses.

Antes de meterme en ropa premamá, llevé mis pantalones hasta casi el 5º mes. Desde los 2 meses me compré un extensor que lo llevé genial, no quería comprar pantalones premamá aun por si no salía todo como esperaba, por eso me espere.

El extensor es este y merece la pena, tengo que decir que lo lleve con pantalones y con faldas.

Alargador cintura para embarazo
Alargador cintura para el embarazo Carriwell

Sobre la ropa de premamá solo compré pantalones, 3 vaqueros y un leggins.

Ropa interior para el embarazo, porque con la mía a partir del 4º mes estaba incómoda.

A partir del 5º mes me compré una faja de embarazada, iba comodísima, incluso parecía que la ciática mejoraba, al mes me cogí otra.

Para llevarme al hospital me compré dos pijamas de lactancia, un paquete de discos absorbentes, bragas desechables de diferentes marcas y tallas para probarlas (deciros que me han ido genial, nunca las había usado y desde luego las recomiendo) y dos sujetadores de lactancia de talla diferente.

La mayoría de cosas las adquirí en Black Friday, menos los pantalones y fajas.

En la farmacia me cogí a partir del 5º mes unas medias para la circulación, nunca he tenido problemas de varices ni de circulación, pero por si acaso yo las he usado, tengo que decir que no todos los días y me han ido bien, además me notaba las piernas como más ligeras y descansadas, esto costo 20€ y me compré dos pares.

En lo que más dinero gasté fue en un abrigo, 129€, lo compré online y estuve mirando muchísimos abrigos, no me convencía el típico de premamá, porque pensé que lo usaría unos meses y ya nunca más, por eso me decidí por uno de porteo.

El mío es el negro y azul, hay otros dos modelos si miras la web.

Abrigo para el embarazo y porteo

Este abrigo es genial, porque lo puedo usar sin estar embarazada, como un abrigo normal, estando embarazada y luego con el bebé cuando la portee, tanto delante como detrás, dependiendo de la edad de la niña.

Y por último, durante todo el embarazo he gastado crema antiestrias de la marca suavinéx y aceite de rosa mosqueta, que me han ido genial, ni una estría me ha quedado del embarazo.

Al principio comencé con la crema, pero luego vi que el aceite era más económico y funcionaba aún mejor, además lo aprovechaba para otras partes del cuerpo cuando me veía la piel deshidratada, incluso para partes de la cara.

Y esto es todo lo que teníamos en el momento del nacimiento de Carlota.

Regalos

Regalos que me hicieron antes de nacer, mi madre nos regaló ropa, los pendientes, la maleta y el neceser de la nena para ir al hospital y el bordado con el nombre.

Algunos familiares y mis compañeros del colegio dinero, ya que me preguntaron que necesitaba y como tenía todo, les dije que me venía mejor algo de dinero y así luego podía comprarle lo que necesitara.

Otros amigos y familiares ropa (les pedí que no fueran de recién nacido) y una cámara para vigilarla.

La abuela del papá nos regaló la silla del coche, como no quería el trío porque me parece que no es lo más seguro para el coche, buscamos una silla lo más segura posible y por supuesto que fuera a contra marcha durante mucho tiempo y cogimos la Kiss 2 Plus, os hablaré en un post de ella, porque estamos super contentos con esta silla.

En resumen

Quiero recordar que todo lo que he nombrado a lo largo del artículo me viene genial a mí, lo mismo para otras mamás hay cosas que no son imprescindibles.

Cada familia tiene sus circunstancias y sus necesidades personales.

Este artículo es orientativo para hacerte una idea, te aconsejo que tú te hagas tu propia lista y seas sincera con lo que usaras o con lo que no.

Nosotros partimos de la base que no queríamos comprar por comprar y no queríamos que la niña llegará al mundo metida de lleno en el consumismo.

Ahora bien, después de dos meses desde que nació Carlota aun reduciría un poquito más la lista, por ejemplo en patucos y calcetines, he usado un par y fue un regalo.

El saco del capazo lo he usado dos veces contadas, lo bueno es que me sirve para la silleta, por lo que lo usaré el invierno que viene.

Me encantaría saber tu opinión sobre este artículo.

Sólo tienes que marcar las estrellitas amarillas. ¡Gracias!

 

Te animo a que en comentarios me dejes algún objeto que para ti es IMPRESCINDIBLE y que yo no he comentado, lo mismo ayudamos a más mamás.

¡Si te ha gustado compártelo, es sexy!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This