Por qué hemos elegido el método Montessori para educar a nuestra hija

Buscábamos una educación diferente a la que tradicionalmente nos han dado en nuestras casas.

Creo que los niños deberían ser lo más independientes y autónomos posible, solidarios, empáticos, que resuelvan los conflictos de forma civilizada y que amen lo que hacen.

Cada día los niños tienen menos infancia o esta es completamente diferente a la que deberían tener. Deberían ser felices, vivir el momento, sin prisas y sin agobios, disfrutando de su familia y de la naturaleza.

Por ello, decidimos aplicar el método Montessori en casa.

A partir de aquí comienza nuestra aventura.

Antes de ser mamá, no le daba importancia, porque la verdad es que nunca me había parado a pensar en tener niños, incluso por mi profesión era como que no veía el momento idóneo y no me apetecía hasta que el instinto maternal llamó a nuestra puerta.

Mentiría si digo que no sacamos pros y contras, queríamos tener todo claro y saber que estábamos preparados, soy muy meticulosa y perfeccionista.

De ahí que empezáramos a leer y a informarnos de todo, pedagogías, crianza, lactancia, porteo, etc. Sí, antes de tener al bebé, incluso antes de quedarme embarazada. Todo lo hablábamos en pareja y debíamos estar de acuerdo los dos, pienso que es muy importante, remar ambos en el mismo sentido y sin contradicciones.

Una pregunta que nos planteamos fue, ¿qué queríamos como padres?

Por supuesto la primera respuesta fue un bebé sano y feliz, pero después queríamos un bebé que disfrutara de su infancia, que disfrutara a sus padres todo el tiempo que pudiera y sus padres de él, que estuviera rodeado de naturaleza lo máximo posible.

Al ser maestra me salió la vena del aprendizaje, quería que mi bebé aprendiera con gusto, que fuera lo más independiente y autónomo posible, que resolviera los conflictos de forma civilizada, que fuera solidario y empático, que ame todo lo que hace y que lo haga para él mismo.

Hay valores que deben ser enseñados desde casa, de nada vale estar cinco horas en un colegio trabajando la igualdad y la empatía, si luego en casa todo esto no existe, es duro reconocerlo, pero con el colegio solo no se cambia el mundo, por eso sé que es importante que tanto el colegio como la familia compartan los mismos valores.

Taller Montessori con Marta

Como te he dicho, hemos indagado muchísimo y la pedagogía que hemos decidido seguir es el método Montessori, que a la vez es una filosofía de vida diferente.

A continuación te explico más sobre este método, los beneficios que encontramos, sus principios básicos, mentalidad de los padres y dificultades que pueden surgir.

¿En qué consiste el método Montessori?

El método Montessori consiste en seguir al niño, acompañarlo durante su vida en su aprendizaje, desarrollándose él mismo y sacando todo su potencial, sin necesidad de competir con otros niños.

Se trabaja la empatía y la paz para la resolución de conflictos. Todo ello creando un ambiente de respeto, donde se respire tranquilidad.

Fue María Montessori la creadora de esta pedagogía educativa, vivió hace más de un siglo y sigue dando de qué hablar.

Beneficios de este método

Algunos de los beneficios ya los he ido nombrando, pero lo que queríamos en casa era una niña autónoma, independiente, feliz, empática; que creciera en un hogar tranquilo, donde no haya premios ni castigos, sino argumentos; que hubiera entre nuestra hija y nosotros confianza mutua y respeto; queríamos pasar tiempo en familia y realizar con ella actividades (no solo ver la televisión o estar con las nuevas tecnologías todo el día).

Queríamos ofrecerle a nuestra hija una educación respetuosa y basada en el cariño, teniendo siempre en cuenta sus necesidades, ¡ojo! no confundir con que la niña haga lo que quiera, ni que le voy a dar todo lo que pida (quiero hacer hincapié en esto, porque muchas personas piensan cuando oyen el método Montessori que es "hacer lo que quieren los niños y que no hay ningún tipo de límites"), porque siempre tendrá ciertos límites que habrá que cumplir.

Conseguir que fuera una persona íntegra, con este adjetivo me gustaría englobar muchas otras características como honrada, responsable, solidaria, educada, disciplinada… que viva en libertad, muy diferente a que haga lo que quiera (ya hablaré sobre este matiz en otro artículo).

Principios básicos del método

  • El nivel de inteligencia se forma durante los primeros años de vida.
  • Es importante satisfacer la curiosidad a través de la experimentación.
  • Los conocimientos deben ser percibidos a consecuencia de razonamientos.
  • Los niños deben encontrar solución a los problemas.
  • No hay genios, pero si individuos seguros, independientes y equilibrados.
  • Cada niño va a su ritmo, no se impone por los adultos.
  • Aunque el niño cometa errores, apóyalo y poco a poco los corregirá.
  • El niño debe vivir en un ambiente donde se sienta amado y cuidado, aprenderá a encontrar el amor en el mundo.

El cambio comienza en el adulto y en el entorno

Es un método pedagógico, pero sinceramente se debería aplicar como una filosofía de vida, porque los primeros que debemos cambiar somos nosotros como padres, no solamente es educación, es tomarse el día a día de forma diferente a lo que hacemos, que yo misma hacía antes, ahora intento disfrutar el momento, sin pensar en agobios ni estresarme (hay días que lo consigo y otros que algo menos), al menos estoy aprendiendo, porque cuesta mucho.

También debemos cambiar la forma de mirar a nuestros hijos, los tratamos como si fueran personas inferiores y esto no puede ser, ellos tienen voz y necesidades, los padres últimamente solo pensamos en darles cosas materiales, pensamos que así están cubiertas todas las necesidades y es justamente lo contrario.

Desde aquí, partimos en el momento de saber que estaba embarazada, en el hecho de no comenzar a comprar por comprar  y sobre todo pensar qué es verdaderamente necesario, porque me he dado cuenta que en las cosas importantes y necesarias es donde más recortamos.

Por ejemplo, hablamos con nuestras familias y les pedimos que nos consultaran antes de comprar algo, ya que es necesario seguir unas pautas mínimas acordes al método.

Tengo que añadir que nos pasamos todo el embarazo hablando con ellos de lo que queríamos hacer y de lo que no, para que lo comprendieran lo máximo posible.

Dificultades que se pueden encontrar con esta pedagogía

A nivel personal es muy difícil cambiar lo que toda la vida hemos visto como “normal” o como “típico”, lo que más me ha costado dejar a un lado han sido las siguientes situaciones:

  • Aspectos de la crianza con apego. Ejemplos, “déjale llorar, menos meará”, “no lo cojas que se acostumbra a los brazos”…
  • La forma de hablar a los niños, las amenazas, castigos o premios.
  • Hacerle todo al niño cuando él quiere o puede hacerlo, ejemplo: beber agua él solo.
  • Interrumpirle en un momento de concentración, muy típico de los adultos cuando los vemos tranquilos con algo, decidles “¿Qué haces? Uy qué bonito”, en esos momentos, adiós concentración y seguidamente ves como el niño se va a otra cosa.
  • Ofrecerle libertad de movimiento desde que es un bebé. Aquí he tenido mis más y mis menos con muchísimas personas, no entendían que no quisiera "parque" en casa o "hamaquita", simplemente me apañaba con una alfombra o una manta.
  • Comprar productos u objetos para bebé innecesarios. Lo normal es comprar todo lo que te ofrezcan en la tienda y es algo que yo no quería. Te hablaré de esto y sobre qué compramos en otro artículo.
  • Juguetes infantiles. Queríamos materiales naturales, como madera, bambú, algodón, etc. Además que no tuvieran luces ni sonidos.
  • Ropa, la justa y necesaria, me daba y da mucha pena dejar sin usar algo o ponérselo dos veces.
  • Consumismo, este tema va unido a los otros tres, no queríamos comprar todo lo que hay en las tiendas, ni muchísimos juguetes, pensamos que para un niño el mayor juguete es su imaginación y al final lo más simple es lo mejor para ellos.
  • Utilizar pañales de tela, también te contaré más en otro post, pero María Montessori amaba la naturaleza y el bienestar de los niños, por lo que me decidí por los pañales de tela, me parecía una burrada el plástico que estamos dejando al medio ambiente y a veces no pensamos las cosas que ponemos a nuestros hijos.
  • Lactancia materna a demanda, esto depende de la familia. Algunas te presionarán para lactancia materna y otras dirán que mejor biberón porque la ven "pequeña", siempre defenderé que tanto madre como bebé deben estar cómodos y debe haber un equilibrio. Por encima de todo debe primar la salud del bebé y de la madre.
Lactancia de Almudena con el árbol de la vida

Podrías pensar que algunas de estas cosas no tienen relación con el método, pero créeme que la tiene.

Cuando comienzas a introducirte en el método Montessori cambias la visión con la que miras a tus hijos y te planteas cosas que nunca te hubieras planteado, al igual que en muchas casas aparecen nuevos estilos o formas de crianza que hasta entonces no habías pensado realizar o no le habías visto el lado positivo. En mi caso puedo hablar del BLW (Baby Lead Weaning), también profundizaré más en otro artículo.

Todo esto no se consigue de un día para otro, pero definiendo de forma clara nuestro objetivo y poniendo todo de nuestra parte como padres, conseguiremos realizar y ver cambios muy pronto, creedme merece la pena.

¿Es para ti el método Montessori?

 Aunque en muchas ocasiones hayas oído y leído que no es para todo el mundo, que es para gente de alto nivel económico, que es para familias donde los niños van a colegios Montessori… y un sinfín de cosas más.

Este método también puede ser para ti si en algún momento te has preguntado algunas de estas cuestiones:

  • ¿Necesitas un hogar donde no haya gritos ni prisas diarias?
  • ¿Te encantaría que tu hijo tenga gusto por aprender?
  • ¿Desearías que tu hijo desarrolle su aprendizaje experimentando e investigando?
  • ¿Quieres que sea un niño autónomo, que no te necesite a ti en todo momento?
  • ¿Te ilusionaría que tenga una infancia feliz y llena de recuerdos positivos?
  • ¿Piensas en enseñarle a argumentar y razonar en vez de enfados y castigos?
  • ¿Te gustaría que fuera un niño capaz de pensar y actuar por sí mismo sin necesidad que nadie le imponga lo que tiene que hacer?
  • ¿Anhelas que tu hijo tuviera empatía por todos los seres que están a su alrededor y por la naturaleza?
  • Si trabajas largas jornadas, ¿Te apetece pasar tiempo de calidad con tus hijos, no riñendo ni gritando porque han hecho o han dejado de hacer lo que no debían?
  • ¿Preferirías que tu hijo no estuviera delante de la televisión, ordenador, Tablet…?

Siguientes pasos

A lo largo del blog verás cómo llevamos a cabo la filosofía Montessori en casa con nuestra hija, que no es necesario gastarte un dineral comprando materiales Montessori caros.

Se puede invertir dinero en ciertas cosas, por supuesto, la mayoría mucho más baratas que todos los “trastos” que suelen comprar los padres, además siempre nos pueden ayudar las familias, ¿cuántas veces nos han preguntado qué regalar para cumpleaños, navidad, etc.?

Pues en esos momentos es cuando podemos aprovechar y adquirir algún material que nos guste y nos sea necesario, pero ya te comento que con los utensilios de la vida diaria, que todos tenemos en casa, y con el cambio en nuestra forma de pensar y actuar, nuestros hijos tendrán una educación y una infancia excelente, además de ser plenamente felices.

También te daré consejos en vídeo para realizar todo esto fácilmente y sin agobios.

Sé que mis decisiones serán por un lado bien recibidas y por otro no, pero sinceramente lo resumo en que creemos en ello y que es lo mejor para nuestra hija.

Estos son los motivos que hemos tenido para elegir el método Montessori, seguro que tengo más, pero ahora mismo no caigo mientras escribo.

Te invito a visitar el blog y a ver nuestro día a día, la forma en que enseñaremos y educaremos a nuestra hija, con errores seguro, pero intentando mantener esta filosofía lo más viva posible.

Cualquier duda o sugerencia escríbela en comentarios y te ayudaré.

Me encantaría saber tu opinión sobre este artículo.

Sólo tienes que marcar las estrellitas amarillas. ¡Gracias!

 

¡Si te ha gustado compártelo, es sexy!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This