Cómo fue mi embarazo

Cómo fue mi embarazo (lo bueno y lo malo)

En ocasiones, cuando queremos quedarnos embarazadas comenzamos a obsesionarnos y cualquier cosa que notamos en el cuerpo nos da pie a pensar en un posible embarazado.

Para saber cómo quedarte embarazada rápido, debes conocer muy bien tu periodo y saber cuánto dura más o menos, así podrás calcular cuando ovulas. 

Normalmente cuando tienes un periodo regular de 28 días, a los 14 días ovulas, es decir, comienzas a contar los 14 días el mismo día que te viene el periodo.

Cuando cuentes 14 días, debes dejar un margen arriba y abajo, es decir, un par de días antes y un par de días de después.

Si eres de las mujeres que tiene los periodos muy irregulares te aconsejo directamente los test de ovulación, así podrás saber los días perfectos.

En este post quiero compartir contigo todo el proceso desde que decidimos ser padres, contándote lo bueno y lo malo del embarazo, ya que al leer otros blogs o hablar con otras mamás todo era maravilloso y estupendo.

En cambio, los primeros meses para mí fueron completamente malos (por mi forma de ser, más que nada, porque en el fondo no me puedo quejar del embarazo que he tenido, recuerda que soy super nerviosa e hipocondríaca, sigo cambiando y mejorando, ¡paciencia!).

Por Internet circulan una gran cantidad de pruebas de embarazo caseras, sinceramente en el siglo en el que estamos no hagas ninguna de ellas, es perder el tiempo y te pondrás de los nervios.

La prueba de embarazado más efectiva y segura es una analítica. También en casa podemos realizar el típico test de embarazo con una muestra de orina.

El test no es efectivo 100%,  tiene margen de error. Para que el resultado salga lo más fiable posible deberás hacerlo un par de días después del retraso de la menstruación. 

Pongo por ejemplo mi caso, mi último periodo fue el 2 de mayo y el día 3 de junio me realicé la prueba, salió positiva.

Después fui al médico de familia o de cabecera para decírselo y él me mandó una analítica para confirmarlo y ver cómo me encontraba de salud.

Los test de embarazo se pueden comprar en cualquier farmacia u online, yo los compré online y cogí un par por si necesitaba usarlos.

Una vez que se retrasa el periodo, que no siempre es así, ya que hay embarazos que durante meses se tiene la menstruación, puedes sentir otros síntomas, como dolor en la zona de las lumbares, dolor en los ovarios, mareos, nauseas... estos síntomas son muy parecidos a los del periodo, por eso a veces se confunden.

Te dejo una calculadora de embarazo para saber más o menos la fecha que sales de cuentas y además qué ocurre semana a semana durante el embarazo. 

Mis primeros síntomas del embarazo, infecciones + dolor (1er trimestre)

Queríamos ser papás y decidimos probar suerte en mayo del 2016, en unos días empecé a encontrarme muy rara tenía pinchazos en los ovarios, dolores de cabeza, el estómago como lleno, ya que nunca tenía hambre, dolor en los laterales de los pechos (nunca me han dolido ni siquiera con el período) además de mareos y me hacía pis cada momento. 

Todo esto me daba que pensar que me había quedado embarazada, pero claro también pensaba que tan rápido y tener todos estos síntomas era muy raro.

A los días tuve que ir a urgencias, porque unas de las veces que fui a hacer pis comencé a sangrar, la verdad me asusté muchísimo, porque al principio pensé que era un aborto (no había tenido ni una falta, pero bueno).

Tenía infección de orina y bien gorda, la médica me dijo que si no había notado nada raro en mi cuerpo y le conté todo lo anterior, me dijo que esos eran síntomas de infección (pero también leí que eran síntomas de embarazo), le dije que estábamos intentando ser  papás y me dijo que al no tener falta que ni caso, total que me mando antibióticos para unos días. 

Pasé unos días horribles, sin poder dormir, todo el día con ganas de hacer pis, con dolor constante; encima nunca había pasado una infección de orina (me estuve informando y normalmente las personas que nunca han pasado infección de orina, es otro de los síntomas de quedarse embarazada, ya que baja el PH de la zona y proliferan las bacterias).

Esto fue lo que sentí a las 3 semanas de embarazo más o menos.

A la semana de dejar la medicación y de poner fin a la infección, comienzan a darme unos dolores muy fuertes en la zona del útero, en el bajo vientre, hasta tal punto de despertarme por la noche y no poder dormir, incluso llorar del dolor, me producía un sudor frío por todo el cuerpo, además de un dolor parecido al de darme el período en riñones y ovarios.

Al ser por esas fechas pensaba que sería eso y no le di mayor importancia, solo que este mes por lo que fuera me dolería más, pero volví a informarme y también vi que eran síntomas de embarazo.

Por si acaso, compré varios test de embarazo (sino los utilizaba ese mes pues sería el siguiente).

Cuando llegó el día que me tenía que venir la regla ya me lo imaginé, porque soy muy puntual, incluso me adelanto días.

Al día siguiente, no espere más, me hice el test y dio positivo, no me lo podía creer, qué alegría y a la primera, era increíble. Tanto mi pareja como yo no nos lo podíamos creer que hubiera sido tan rápido, siempre he pensado que me costaría más. Esto fue el 3 de junio.

Tres días después fui a mi médico de cabecera y también cogí cita a la ginecóloga, por los dolores tan fuertes que seguía notando.

El médico me peso, me tomo la tensión  (siempre la tengo baja) y me mando una analítica de sangre y orina, además aproveché para preguntarle todas las dudas de alimentación, tintes del pelo, cremas, etc, porque yo ya había estado indagando por ahí.

Sobre alimentación no me prohibió nada, solo que estuviera todo bien lavado, sobre tintes y cremas que no pasaba nada. Con los alimentos tuve cuidado (aunque el médico no me dijera nada), porque no había pasado la toxoplasmosis. 

En conclusión, estos son los  síntomas que tuve desde el primer día que me quedé embarazada.

El embarazo comienza en el mismo momento que el ovulo es fecundado, pero luego tarda unos 6 días en implantarse en el útero, por eso siempre nos cogen como fecha de referencia, para contar las semanas, el día de nuestra último periodo.

Una de las cosas que me suelen preguntar es cuándo se forma el tapón mucoso, se empieza a formar una vez que se produce la fecundación, poco a poco y se supone que lo expulsas cuando vas a dar a luz, hay mujeres que hasta días o semanas antes, en mi caso en ningún momento lo vi.

Semana 5 de embarazo, se puede ver el embrión

Un par de días después tuve mi primera cita con la ginecóloga, ya sabía que lo iba a intentar porque fui meses antes a hablar con ella.

Me comentó que comenzará con el ácido fólico unos 3 o 4 meses antes de intentar quedarme embaraza. El ácido fólico sirve para prevenir defectos del tubo neuronal, de la médula espinal y del cerebro.

Me dio una foto del embrión, ampliada por supuesto, porque ahora es diminuto, parecía un trozo de algodón, jeje.

Me hizo la primera revisión para ver simplemente si el embrión está en el útero (por los dolores que le describo podría ser un embarazo ectópico, es decir, que el embrión se quede en las trompas de falopio por ejemplo y no se implante en el útero), lo único que me puede decir es que está bien implantado, pero tengo que volver en un par de semanas para ver si hay algo ahí o no.

Le vuelvo a preguntar por todas las dudas y contrastando con el médico, me dice que nada de embutido, jamón, ahumados, patés... algunas cosas sí pero congeladas previamente.

Sobre el tema de tintes, que no ocurre nada de nada, pero no hago caso y prefiero coger tintes sin amoniaco durante todo el embarazo.

Embarazo a las 4 semanas

Semana 7 de embarazo

A las dos semanas, vuelvo a la ginecóloga, estos días los pasé bastante mal, sin ganas de nada, solamente sueño, durante todo el día, además de los dolores en la misma zona, pero ya sabía que era normal.

En la consulta con ella, me dice que todo está genial, que mide 1 cm y le oigo el corazón, me emociono muchísimo, porque quiero que todo salga bien, aunque sé que los mayores riesgos están durante estas semanas, hasta la 12. Estoy de 7 semanas y ella no me vuelve a ver hasta la 12.

Normalmente la primera ecografía es en la semana 12, pero como yo fui con dolores muy fuertes, pues mi primera ecografía fue a las 5 semanas, tuve 3 ecografías en el primer trimestre.

Las semanas siguientes tuve mucho sueño y asco sobre todo por las tardes y noches, además de ardor en el estómago, noto en el lado izquierdo de la barriga al moverme algún tirón muscular. 

Semana 12 ¡Qué nervios!

Llega la semana 12 y cambio de ginecóloga, porque quiero hacer todo el proceso de embarazo y parto en Albacete, ya que anteriormente me veían en Toledo.

Conozco a la nueva ginecóloga, le llevo todo mi historial y mi analítica (en la primera me sacaron hipotiroidismo y me medicaron desde el primer día, todo lo demás genial).

Ella me vuelve a mandar otra analítica, le comento que tengo mucho miedo por sí algo va mal y me dice que no suele pasar, cuando al principio hay latido y no he tenido ninguna hemorragia.

Me hace la ecografía y está todo perfecto, no me puede decir lo que es, porque no se ve bien (no suelen decirlo en esta semana, pero a veces hay probabilidad de verlo). 

Deciros que hasta este día, nadie sabía que estaba embarazada, solamente mi pareja y yo, a partir de hoy es cuando comenzamos a contarlo.

Por si alguien se lo pregunta, en España se puede abortar hasta la semana 14 cuando eres mayor de 18 años y hasta la semana 22 cuando hay algún problema como por ejemplo anomalías en el feto o graves problemas de salud para la mujer.

Durante el primer trimestre no tuve nauseas ni mareos, ya que es muy típico en la mayoría de mujeres, alguna vez por las tardes me daba como asco, pero podía llevarlo perfectamente.

Mis cuidados durante todo el trimestre del embarazo fueron por ejemplo nada de cafeína (aunque puedes tomar alguna una taza de café si estás bien), cuidado con frutas y verduras, no tomar ahumados, patés o carne poco hecha, el pescado congelado, nada de cremas con cafeína como las anticelulíticas y tintes con amoniaco, además tampoco me pinté las uñas en todo el embarazo.

Por supuesto, nada de alcohol ni tabaco durante el embarazo. Además os aconsejo dormir del lado izquierdo, bastante tenemos con el insomnio que suele producirse, sobre todo al final del embarazo. 

Noticia del embarazo

Ahora vamos a ver qué me ocurrió durante el segundo trimestre de embarazo.

Visita a urgencias y sexo del bebé (2º trimestre)

La ginecóloga me vuelve a dar cita a las 4 semanas, estaría de 16 semanas y ahí ya me podría decir el sexo del bebé. Esas semanas tampoco lo llevo bien, además sigo con molestias, me hacen la analítica y todo sale perfecto.

Me enteré de los doppler fetales y me compré uno, así estaría más tranquila, no me lo pondría cada día, pero necesitaba saber que todo iba bien, ya os he dicho que soy muy nerviosa e hipocondríaca.

doppler fetal durante mi embarazo

En las 14 semanas, volví a ir a urgencias, porque por la noche en casa de mis padres, uno de los perros me salto encima de la barriga y me asusté muchísimo.

Decidí irme a urgencias por quedarme más tranquila, sé que están bien protegidos en nuestro útero, pero no podía relajarme, por lo que fuimos y me hicieron una ecografía y una exploración, todo estaba correcto y el dolor es simplemente muscular.

Ahora lo pienso y no habría ido a urgencias, pero ese día y siendo primeriza hice muy bien en salir corriendo.

Aproximadamente en estas semanas es cuando comienzo a notar que se me nota la barriga me ponga lo que me ponga, antes se podía disimular muy bien.

Esto depende de la mujer y sobre todo de los embarazos que ya ha tenido, más que nada si tiene los tejidos del abdomen flojos, se nota antes.

Embarazo a las 9 semanas

16 semanas de embarazo

 A las 16 semanas, volvemos a la ginecóloga, la analítica y la ecografía están bien, pero el bebé estaba sentado y mirando al frente, al tener las piernas cruzadas no nos pudo decir exactamente lo que era, pero que creía que era una niña, aunque no nos lo aseguraba.

Yo no me quería hacerme ilusiones, porque quería una niña, pero como no me lo aseguraba...habrá que esperar, en cambio, el papi estaba segurísimo desde la semana 12 que iba a ser una niña, pero la cuestión es que todo estaba bien.

 Le comento que estoy comenzando a tener ciática y que en ocasiones no puedo andar ni conducir bien, por lo que me comenta que si sigo así debo ir al médico y me dé la baja en el trabajo.

Debía volver a la ginecóloga en la semana 20 y además me da cita con el ecógrafo.

En estas semanas la ciática me da más fuerte hasta el punto de no poder andar bien, iba cojeando, no puedo estar sentada ni de pie, no duermo bien y estoy muy incómoda.

Voy al médico por si podía hacer algo y me dio la baja en el trabajo, me dice que no puedo llevar el embarazo así, al final me afectaría a los nervios y tendría estrés, porque me tomo todo bastante a la tremenda.

Además estas semanas tengo muchas pesadillas sobre el bebé, sobre cosas malas, pero bueno es mi cabeza que es así de enferma a veces. 

Semana 20

En la visita al ecógrafo de la semana 20, estaba muy nerviosa porque iba a ver todas las partes del bebé y órganos.

Las ecografías más importantes son las de la semana 12 y 20. Tengo que decir que al ir por privado me hacían una cada mes, en la seguridad social normalmente hacen 3, si todo va bien.

Se portó genial conmigo, porque igual que otros doctores no dicen nada en la media hora de revisión, él me va contando todo lo que ve y que todo está correcto, además me dice que la niña está genial y nos emocionamos muchísimo.

El doctor nos pregunta si no sabíamos lo que era y le dijimos que no estábamos seguros, entonces nos lo confirmo, ERA UNA NIÑA y ESTABA GENIAL.

Estamos muy contentos, porque pasé unos días bastante agobiada, incluso con dolor en el pecho como de ansiedad.

Después pasé con la ginecóloga, llevo cogidos 6 kilos, pero estamos perfectas las dos.

Para controlar el peso en el embarazo, simplemente no comas por 2, ya que no es necesario. Yo andaba cuando la ciática me lo permitía y también fui a yoga, pero sé que pilates para embarazadas está genial, igual que la natación o andar todos los días.

Sobre la semana 16-17 comencé a notar cosas raras en la barriga, pero no sabía si era el bebé o no, eran como gases y a la vez como movimiento de estómago o de intestino, semanas después supe que era la niña, estaba notando los primeros movimientos del bebé, pero al ser primeriza no sabía que era ella.

Estos días también pasé un resfriado, al no poder tomar nada, pues me duró más días, menos mal que no tuve fiebre, solo mucha tos y agujetas por todo el cuerpo.

No me quiero tomar ni paracetamol (porque en el embarazo puedes tomarlo), solamente cosas caseras, zumo de limón, leche caliente, miel, etc. 

Semana 26

Vuelvo a ver al ecógrafo y a la ginecóloga en la semana 26, con analítica también, todo está perfecto, vuelven a ver a la niña, pesa 1 kilo y mide 36 cm.

Yo estoy también perfecta, excepto el hierro, me mandan pastillas para tomar a diario, ahora tomo cada mañana 3 pastillas, el hierro, eutirox y donna plus embarazo. Me manda otra analítica junto con la prueba de la azúcar y debo volver en la semana 32.

Sobre esta semana es la mejor para hacer el baby shower (si lo quieres realizar), yo no hice, pero se suele hacer en estos momentos, porque la mamá lo puede disfrutar ya que no está muy pesada y ya no tendrá las nauseas o mareos característicos del embarazo. 

Si vas a celebrarlo o te han invitado a uno, aquí te dejo ideas de regalos originales.

También te aconsejo, si no lo has hecho ya, es comprar una faja para llevar la barriga bien sujeta. Yo lo probé y vas muy bien, es muy cómodo porque me sentía genial con ella, además también suele sujetar la zona lumbar.

Test de O´sullivan, cita anestesista y llegó Carlota (3º trimestre)

En la semana 32, tengo cita también con el ecógrafo todo sigue correcto, pero me dice que la niña es enorme, pesa 2250 kg y mide 46 cm, no pasa nada, pero es grande y ya está colocada hacía abajo, pero no encajada en mi pelvis.

Cuando me ve la ginecóloga, mira que todo está correcto, me pesa y me riñe porque dice que me he pasado de peso, he cogido 14 kilos, no sé no me veo tan gorda, solo me veo que he engordado de barriga y algo de pecho, la tensión la tengo baja.

No tengo azúcar, menos mal, porque pensaba que sí, ya que sinceramente me inflé a chocolate.

Debo volver en 4 semanas. Durante estas semanas se me hinchan los pies bastante por la noche, pero con subir las piernas en alto un rato, se me pasa.

Embarazo a las 20 semanas

Ya me noto también el peso de la espalda. Estoy realizando la preparación al parto, son 4 charlas, donde nos hablan del parto, el posparto, la lactancia y el recién nacido.

Están muy bien, pero creo que no profundizan lo suficiente o yo estoy demasiado informada, pero también echo de menos que nos enseñen a respirar y a realizar algunos ejercicios.

He practicado yoga desde hace un par de meses hasta las 34 semanas, y los 2 primeros meses realicé pilates, después cuando me faltaba una semana para dar a luz me entero que no tenía que haberlo dejado en el último mes, que no ocurría nada y en cambio a mí, en el centro de yoga me dijeron que por seguridad del bebé es mejor el último mes no hacer nada.

Este momento es el ideal para hacer el body paint o  belling painting para embarazadas, yo lo hice justamente un mes antes de dar a luz y me encanto. 

Bodypainting

Semana 35, se acerca el momento...

En la semana 35, la ginecóloga me revisa la analítica y me hace el cultivo (bastoncillo en la vagina y en el ano para ver si tengo estreptococo).

 Me comenta que todo marcha genial, pero la niña está colocada en el lado derecho dice que prefiere que se coloque en el izquierdo, ya que es mejor para dar a luz (nunca lo había oído). También debo hablar con los anestesistas y llevarles la analítica a ellos.

Los anastesistas me hacen un par de preguntas sobre las enfermedades que he tenido y sobre las operaciones, ven la analítica y me comentan que todo perfecto, que el día del parto nos vemos. La verdad es que el chico que me toco era majísimo.

Esta semana (36) ya me noto rara en muchos momentos, me refiero a dolores y calambres en el bajo vientre y en la barriga, la nena se mueve muchísimo y cada vez duermo peor o me despierto muchísimas veces.

En la semana 37, me vuelve a ver el ecógrafo y la ginecóloga, la niña es muy grande, mide 51 cm y pesa 3459 g.

He engordado 18 kilos, me han vuelto a echar bronca y me han dado cita para los primeros monitores, después me ve la ginecóloga otra vez. 

Embarazo a las 26 semanas

Semana 38, monitores

En la semana 38, fui a monitores y tuve una contracción, al subir a ver a la ginecóloga me dijo que no me exploraba que estaba muy verde.

Un par de días después por la noche, comienzo a sentirme muy mal, con ardor muy fuerte, mucha angustia y mareos, miré en internet y decía que el parto estaba cerca, eran síntomas, por lo que me levanté y me fui a dormir al sofá que sentada estaba mejor que tumbada.

En la semana 39, vuelvo a monitores y me dio media contracción por decir algo, subí a ver a la ginecóloga y está vez si me exploro.

 Además me hizo una ecografía para ver la posición de la nena y seguía muy alta, en el lado derecho y en cara posterior, por lo que me dijo que seguía muy verde, pero como me faltaban 5 días, que me veía el mismo día que salía de cuentas.

Los días que me quedaban me los pasaba andando, ya que estaba intentando que se colocará, incluso leí que andar y ponerse a cuatro patas también hacía efecto, por lo que así estuve una semana.

El día anterior a dar a luz anduve 12 km, ya pensaba que si no me ponía de parto más no podía andar, porque al final engordé 20 kilos en el embarazo y al andar tanto, me dolían las rodillas y los tobillos.

Al día siguiente, 4 de febrero, me puse de parto, pero esto os lo cuento en otro post junto con el postparto.

Durante todo el embarazo me he estado echando aceite de rosa mosqueta y crema antiestrias suavinex (un par de botes) y con esto no me ha salido ni una estría

En otro artículo te hablo sobre la ropa de embarazada y todos los objetos que preparé para la llegada de la niña.

Como veis no he pasado un embarazo malo, no he llegado a tener ni hemorroides ni nariz tapada (síntomas que casi todo el mundo tiene) simplemente es mi mala cabeza que me juega malas pasadas.

Seguro que el siguiente lo llevo mejor, jajajaja.

Antes de finalizar, contarte que para el sexo del bebé miré el calendario chino y maya, el chino acertó con que sería niña, pero el maya no.

Me encantaría saber tu opinión sobre este artículo.

Sólo tienes que marcar las estrellitas amarillas. ¡Gracias!

 

Me encantan los comentarios.

Si quieres cuéntame tu experiencia aquí de debajo.

¡Si te ha gustado compártelo, es sexy!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This